ANUNCIO

Cómo preparar a tus hijos para la vuelta al colegio

Cómo preparar a tus hijos para la vuelta al colegio

Las vacaciones de invierno están llegando a su fin en Chile y a muchos chicos les cuesta volver otra vez a clases. Durante el receso escolar no hay horarios ni tareas. Los días transcurren entre juegos y planes con amigos, por lo que volver a la rutina podría causar en tus hijos cierto grado de estrés.

Por eso es importante comprender que las vacaciones generan cambios de hábitos, tanto alimenticios como de sueño, y acostumbrar a tus hijos de a poco antes de de la vuelta al colegio es fundamental para mejorar su rendimiento.

El compartir en familia, levantarse tarde o ver mucha televisión hacen que el regreso al colegio se torne cada vez más complicado. Entonces, ¿cómo preparar a tus hijos? Te apuntamos algunos tips.

Planea un último fin de semana inolvidable

A pesar del frío, organizar alguna actividad al aire libre, ir al cine o a un parque de diversiones podría ser muy divertido. Además de disfrutar junto a tus hijos ese último fin de semana, puedes ayudarlo después a preparar la mochila aprovechando la adrenalina del momento.

Generará ilusión y expectativas por lo que vendrá y seguramente encararán ese primer día de clases con mucho optimismo. Lo importante es que sientan que el fin de las vacaciones no significa el fin de la diversión, sino el comienzo de otra gran etapa.

Reduce la ansiedad

Muchos chicos se sienten nerviosos, inseguros o preocupados durante los últimos días de vacaciones de invierno. Es que volver al colegio supone un ritmo de vida más estructurado: adaptarse otra vez a la rutina del sueño, participar en actividades escolares o dejar por algunas horas el espacio familiar.

Como padre, puedes acompañar a tu hijo el primer día para familiarizarse nuevamente con el ámbito escolar, transmitirles mayor confianza y destacar los cambios positivos de la nueva etapa.

Catalogos365_Ofertas_escuela.jpg

Habla con ellos sobre la importancia de retomar sus estudios, hazles saber que pueden charlar contigo de lo que quieran y ayudarlos a prepararse sin presionarlos. De acuerdo a varios estudios pedagógicos, la clave de un buen comienzo de clases es el acompañamiento.

Prepara un desayuno delicioso

A todos los chicos les gusta arrancar el día con un desayuno riquísimo. La vuelta a clases es especial y puedes prepararle a tu hijo un desayuno abundante y nutritivo para que rinda mejor en el colegio.

Pregunta qué le gustaría desayunar en su primer día de clases. Esto ayudará a que se levante de mejor humor y esté predispuesto a sentarse contigo en la mesa antes de comenzar la jornada. Es importante también incluir un complemento alimenticio para el recreo, como barras de cereal o snacks saludables y que puedes comprar en cualquier supermercado del país.

Catalogos365_Ofertas_escuela2.jpg

Conversar y ser comprensibles

Muchos padres cometen el error de preguntarles a sus hijos cómo les ha ido el primer día de clases. Lo ideal sería indagar en qué deberes les han asignado, si hay niños nuevos en su curso o qué sucede en la vida de los protagonistas del libro que leen. Si los padres dan mucha importancia al colegio, será más fácil para el estudiante.

Estas son algunas de las preguntas que puedes hacer para comenzar una conversación proactiva luego de un día escolar.

  • ¿Cuál fue el mejor momento de tu día?
  • ¿Qué clases te motivan más?
  • ¿Sientes que estás encontrando lo que buscas?

Destaca los cambios positivos de la nueva etapa, haz que se den cuenta de que harán cosas que les gustan y que tú tienes la intención de implicarse en su día a día escolar. Por ejemplo, si tus hijos son pequeños, recuérdales detalles como que cantarán canciones, irán de excursión o que simplemente harán manualidades.

Si son adolescentes, probablemente sea una buena idea escucharlos y estar presente para contenerlos, ya que son etapas de grandes cambios, inseguridades y definiciones.

La vuelta al colegio puede ser un gran experiencia si sabemos cómo prepararnos. Para los padres también puede ser un momento de grandes expectativas y presiones, por lo que es fundamental trabajar para que sea una experiencia compartida.

ANUNCIO